Posteado por:
igalrostkier
Administrador



Definiendo el Sionismo: La creencia de que Israel le pertene

Definiendo el Sionismo: La creencia de que Israel le pertenece al pueblo judío


Dadas las muchas menciones de la palabra "Sionismo" tanto dentro como fuera de Israel, y las muchas permutaciones que el término sufrió en las últimas décadas, quizás es tiempo de intentar definir la palabra realísticamente.
"Sionismo" es un concepto básicamente simple, claro, fácil de definir y entender, y no debería de haber dificultad alguna para defender su definición. Sin embargo, en los último veinte o treinta años.
De este simple concepto se convirtió en una de las nociones más confusas y complicadas de identidad, y es tan usada que es ahora difícil acordar su significado.

La derecha usa la palabra este simple concepto se convirtió en una de las nociones más confusas y complicadas de identidad, y es tan usada que es ahora difícil acordar su significadobra como quien usa crema para mejorar el sabor de platos dudosos, mientras que la izquierda la usa con miedo, como si fuera una mina a punto de explotar en sus manos, por lo que siempre la usan con un adjetivo como "Sionismo sensato" o "Sionismo humano." En la disputa entre la derecha nacionalista y la izquierda pacifista, el término "Sionismo" es usado como un arma ofensiva que es lanzada de lado a lado.

En el exterior, aquellos que critican a Israel se refieren al Sionismo como una poción venenosa al hacer acusaciones en contra del Estado. Muchos creen que la solución al futuro de Israel está en la de-sionisación de su identidad. Entre los enemigos de Israel, "Sionismo" es un término de denunciación que reemplaza la palabra "israelí" o "judío". Los miembros de Hamas hablan del soldado sionista capturado, y Hezbollah e Irán hablan de la entidad criminal sionista, no de Israel.
Es por eso que debemos definir la palabra "Sionista" realísticamente. Para empezar, debemos recordar que desde una perspectiva histórica, el concepto surgió a principios del siglo XIX. No tiene sentido describir a Yehuda Halevi como Sionista, o a cualquier otro judío que inmigró a la Tierra Prometida en siglos anteriores. De la misma forma, no podemos usar los términos "socialismo" o "socialista" para períodos anteriores al siglo XIX, y describir a Robespierre, por ejemplo, como el "socialista" de la Revolución Francesa, que ocurrió a fines del siglo XVIII. Estos conceptos son significativos después del período y contexto histórico en el cual surgieron, y usarlos para etiquetar libremente cualquier cosa que queramos es claramente un acto anacrónico.
Entonces, ¿cómo podemos definir quién es sionista, comenzando desde el surgimiento del movimiento sionista inspirado por Teodoro Herzl y sus asociados? Esta es la definición: Un sionista es una persona que desea o apoya el establecimiento de un Estado Judío en la Tierra de Israel, que en el futuro se convertirá en el estado del pueblo judío. Esto está basado en lo que dijo Herzl: "En Basilea fundé el Estado Judío."

La palabra clave en esta definición es "Estado", y su ubicación en la Tierra de Israel por el lazo histórico que la une con el pueblo judío. Por lo tanto, el abuelo de mi abuelo, por ejemplo, que fue a la Tierra de Israel desde Salónica a mediados del siglo XIX, no puede ser considerado un sionista. Él vino a asentarse en la Tierra de Israel, no a establecer un estado allí. Esto también se aplica para los antepasados de Neturei Karta y otros grupos jasídicos que fueron a la Tierra de Israel en los siglos XVII y XVIII. Estos judíos no estaban interesados en el establecimiento de un estado judío, y algunos de ellos incluso veían (y ven) al Estado de Israel como una abominación y profanación de la palabra de Dios.
Un sionista es, entonces, un judío que apoyaba el establecimiento de un estado judío en la Tierra de Israel, y no necesariamente uno que se asentó en la tierra. Herzl mismo, y muchos otros líderes sionistas, nunca se asentó en la tierra, pero uno no dudaría en llamarlos sionistas.

Incluso hoy, miembros de las federaciones sionistas en todo el mundo son considerados sionistas a pesar de que no viven en Israel.
Cualquiera que cree que solo una persona que vive en Israel puede ser llamada sionista está diciendo que hoy no hay sionistas afuera de Israel, y ese no es el caso. Además, aquellos nacidos en Israel, ¿son considerados sionistas solo por su lugar de nacimiento?
Un sionista es una persona que deseaba o apoyaba el establecimiento de un estado judío en la Tierra de Israel. ¿Qué tipo de estado? Bueno, cada sionista tenía su propia visión y su propio plan.
El sionismo no es una ideología. Si la definición de ideología según la Enciclopedia Hebrea es la siguiente: "Una combinación cohesiva y sistemática de ideas, principios e imperativos que se expresa en la visión de una secta, partido o clase social", entonces el sionismo no puede ser considerado una ideología, sino que una amplia plataforma con muchas ideologías que pueden incluso contradecirse entre sí.
Desde que se fundó el Estado de Israel en 1948, la definición de "Sionista" ha sido cambiada, dado que no debemos establecer otro estado. Por lo tanto, la definición es la siguiente: Un sionista es la persona que acepta el principio de que el Estado de Israel no le pertenece únicamente a sus ciudadanos, sino que a todo el pueblo judío. La expresión práctica de este compromiso es la Ley del Retorno.

Los asuntos de estado son manejados únicamente por sus ciudadanos, personas que tienen un documento israelí, de los cuales el ochenta por ciento son judíos, mientras que el otro veinte por ciento está compuesto por palestinos israelíes y otros. Únicamente aquella persona que apoya la Ley del Retorno es un sionista, y cualquiera que se opone a la misma no es sionista.
Sin embargo, aquellos judíos israelíes que están en contra de la Ley del Retorno y se declaran a sí mismos como no sionistas (tanto de la derecha como de la izquierda) son aún así buenos ciudadanos leales al Estado de Israel, y tienen todos sus derechos civiles.

Podemos concluir de esto que todas las preguntas ideológicas, políticas, y sociales que sobre las cuales discutimos día y noche no tienen nada que ver con el Sionismo. Son similares a los asuntos que muchos en la historia tuvieron que manejar, y que siguen manejando.

Además, Sionismo no es una palabra que debe reemplazar al patriotismo, humanidad o amor a nuestra tierra, conceptos que también existen en otros idiomas. El hebreo es tan rico que tiene una palabra para cada posición o acción. El soldado que sirve en el ejército por muchos años después de terminar su período obligatorio, por ejemplo, no es más sionista que el dueño del quiosco que busca mantener a su familia, aunque podemos verlo como una persona más patriota. Una persona que ayuda a niños necesitados no es más sionista que alguien que un economista, aunque puede ser más humanitaria.
Ser sionista no es una placa de honor, o una medalla que uno viste alrededor del cuello. Las medallas están relacionadas con las acciones, no con el apoyo a la Ley del Retorno.

Tampoco hay conexión alguna entre el tamaño del país y el sionismo. Si los árabes hubieran aceptado la partición de 1947, el Estado de Israel dentro de esos límites hubiera sido tan sionista como lo fue con otros límites.
Si el Estado de Israel hubiera conquistado y anexado la orilla este del Jordan y sacado la Ley del Retorno, no sería sionista, a pesar de tener el triple o cuádruple de tamaño. El estado era sionista cuando controlaba la Franja de Gaza, y era igual de sionista después de la desconexión.

Muchos países vieron cambios en el tamaño de su territorio, pero su identidad permanece intacta.
Con respecto a la Ley del Retorno, la cual muchos consideran discriminatoria hacia los ciudadanos israelíes palestinos, esta es la respuesta: La Ley del Retorno es la condición moral que pusieron los países del mundo para el establecimiento del Estado de Israel. La partición de las Naciones Unidos de 1947 del mapa en un estado judío y un estado palestino era en condición de que el estado judío no iba a ser únicamente el estado de los 600,000 judíos que vivían allí en el momento, sino que sería el estado de todos los judíos del mundo, y le permitiría a cada judío llamarlo su hogar. ¿Estaría bien para los cientos de miles de judíos que inmigraron a Israel por la Ley del Retorno cerrar la puerta por la que entraron?
Además, es muy probable de que haya una ley similar en el estado palestino que espero que se establezca, rápidamente y en nuestros días. Le corresponde al estado legislar una ley que le permita a cada palestino exiliado retornar al estado palestino, así como obtener asilo y ciudadanía.

Ni la Ley del Retorno de Israel, ni una ley similar en el futuro estado palestino, contradicen las leyes de inmigración generales que exigen criterios específicos, como es común en todo país del mundo.
Liberando al concepto de Sionismo de todos los apéndices y anexos que le fueron adheridos, los argumentos ideológicos y políticos tienen más claridad. Así, se puede discutir sin conceptos erróneos y aquellos que critican a Israel pueden definir mejor sus posiciones.

A.B. Yoshua

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo