Posteado por:
joelliurner
Administrador



Joveret Sionismo


Joveret de Sionismo


Bajar material completo de:
[url]habonimdror.com/files/JoveretTojnitSionismo.docx[/url]

Aliot Introducción
El crisol de las diásporas en su patria ancestral es la razón de ser del Estado de Israel. Aliá (literalmente ascenso) es la palavra hebrea para designar la inmigración a la Tierra de Israel. El significado de ascenso en este contexto es espiritual al igual que físico; todos los judíos son educados en la fe de que este ascenso es una parte escencial del judaísmo. Esta es la forma definitiva de identificación cone l Pueblo al que uno pertenece, el Pueblo judio, cuya vida y destino están inextrincablemente unidos a la Tierra de Israel. Desde el comienzo de las olas de aliá a fines del siglo XIX, han llegado al país muchos cientos de miles de inmigrantes. Ek trasfondo, las tradiciones y la experiência traídas por cada ola han sido de inmensurable valor en el desarrollo de la sociedad pluralista y democrática de Israel y de su moderna economia.
Luego de su expulsión y después de la caída de Jerusalem en manos de los romanos en el año 70 E.C., la mayoría de los judíos fueron dispersos por el mundo. La idea nacional judia, no obstante, jamás fue abandonada, al igual que el anhelo del retorno a su pátria.
A lo largo de los siglos, los judíos han mandanido una presencia en el país, en mayor o menor número; el ininterrompido contacto con los judíos del mundo ha enriquecido la vida cultural, espiritual e intelectual de ambas comunidades.
El sionismo, el movimento político por el retorno del puebnlo judio a su pátria ancestra, fundado a fines del siglo XIX, deriva su nombre de la palavra “Sion”, sinónimo tradicional de Jerusalem y de la Tierra de Israel. En respuesta a la continua opresión y persecusión a los judíos en Europa Oriental y la desilusión de la emancipación en Europa Occidental, e inspirados por la ideologia sionista, los judíos comenzaron a inmigrar a Palestina hacia fines del siglo diecinueve. Esta fu ela primera de las modernas olas de aliá que transformarían la faz del país.

Primera Aliá Segunda Aliá Tercera Aliá Cuarta Aliá Quinta Aliá Hapalá o Aliá Bet
Años 1882-1903 1904-1914 1919-1923 1934-1929 1933-1939 1934-1948
Origen Rusia y Rumania Rusia Rusia Polonia y Europa Oriental Alemania, Austria, Checoslovaquia, Polonia y Europa Oriental Europa
Cantidad (estimada) Entre 30 y 40mil De 30 a 35mil Entre 30 y 40mil Alrededor de 60mil Más de 200mil Más de 100mil
Características demográficas Adultos y familias de perfil religioso o tradicionalista Jóvenes de clase media Jóvenes obreros Pequeña burgesía europea Clase media acomodada integrada en la cultura alemana Todo tipo
Ideología Fomentar el trabajo manual y agrícola. Uso del idioma hebreo. Cimientos del nacionalismo judío Ideas socialistas revolucionarias. Trabajo hebreo en las colonias. Ideales, socialistas, obreros. Aliá urbana y capitalista Aliá urbana y capitalista
Evento movilizador Pogroms en Rusia en 1881 (Tormentas del Neguev) Pogroms de Kishinev, Rusia 1903. Fracaso de la Primera revolución Rusa en 1905. Publicación de la Declaración Balfour 1917. Revolución Rusa. Fin de la primera guerra mundial (WWI) Antisemitismo y políticas anti-judías en Polonia Subida de los Nazis al poder. Gobiernos fascistas en Europa. Políticas antijudías. Limitaciones británicas a la inmigración. Llegada del barco Velos, del movimiento Hejalutz en 1934
Aporte a la empresa sionista Creación de las primeras colonias: Petaj Tikva, Rishon Letzion, Zijron Yaakov. Fundación de la 1º ciudad hebrea – Tel Aviv, 1909. Fundación de la 1º kvutzá: Degania Alef. Creación del mov obrero judío, de la colonización cooperativista, partidos obreros y ayuda social. Creación del 1er kibutz y moshav (Ein Harod – Nahal). Desarrollo de la construcción, la industria, el comercio y las finanzas. Desarrollo de la construcción, la industria, el comercio y las finanzas. Creación de los emplazamientos de Joma Umigdal. Colonizacióny defensa.
Observaciones Recordemos que la Primera Aliá está identificada con el arribo de los jóvenes idealistas del grupo Bilu (nacionalismo judío laico y realizador) en 1882 (aunque fueron un % mínimo de la misma). Fundaron la colonia de Guedera. En 1904 fallece Herzl. Plan Uganda. Comienzo de la WWI. Sionismo práctico De estas Aliot surgió la futura dirigencia del estado de Israel. Creación de las principales instituciones del Yshuv: Haganá e Histadrut. Primer Libro Blanco 1922. Comienzos del movimiento revisionista. Publicación del último Libro Blanco, 1939. Revueltas árabes 1936-1939.


¿QUÉ ES EL SIONISMO?
Originalmente fue el anhelo de retorno de los judíos a la tierra de la que fueron expulsados.
En su acepción moderna el sionismo es el movimiento que promovió una solución política al Pueblo Judío en Eretz Israel, fundado por Theodor Herzl en 1897. El sionismo proclamó, desde sus inicios, su aspiración a conseguir “un refugio seguro para el Pueblo Judío en Eretz Israel, amparando en la ley internacional”, tal como se declaró en el Programa de Basilea aceptado en el Primer Congreso Sionista (1897).
En su primera etapa (1897-1905) el sionismo se abstuvo de realizar acciones concretas en Eretz Israel, ya que primero intentó conseguir garantías políticas que permitieran el establecimiento masivo de judíos. Aspiraba a lograr una concesión de Turquía para el desarrollo y la administración de Eretz Israel, similares a las que poseían diferentes empresas europeas con respecto a África y Asia. Para conseguirlo, desarrolló un sistema de propaganda y de acciones diplomáticas, creando instituciones organizativas y económicas: Ha-histadrut ha-tzionit ha-Olamit (Organización Sionista Mundial) en 1987, Otzar Hitiashvut ha-Iheudim, el banco que debería recibir la concesión (1899), el Keren Kaiemet LeIsrael (1901), para adquirir tierras en Eretz Israel.
Los itnentos de conseguir la concesión de Turquía fracasaron. En cambio, se recibieron dos propuestas británicas, una de 1902 sobre el norte del Sinaí, que fracasó tanto por la oposición de un sector sionista como por a negativa de los ingenieros británicos en Egipto de destinar una cantidad suficiente de las aguas del Nilo para irrigar esa zona. La segunda propuesta se refería a un territorio en África oriental, y es conocida como Proyecto Uganda, rechazado por los sionistas tras una áspera discusión entre 1903-1905. Desde entonces, comenzó la etapa del Sionismo realizador: asentamiento y colonización en Eretz Israel, y formación sistemática de una estructura económica nacional diversificada.
Hertzl
Teodoro (Biniamín Zeev) Herzl, el visionario del sionismo, nació en Budapest en 1860. Sus padres sentían poco interés por la educación judía y aparentemente habría recibido de niño algunos conocimientos religiosos superficiales. Su padre pertenecía a la corriente reformista. Herzl tenía recuerdos de la sinagoga liberal de Budapest y de las fiestas judías conmemoradas en familia.
En 1878 su familia se trasladó a Viena. Herzl estudió Derecho en la Universidad de Viena, pero atraído por las letras y la música, se convirtió en escritor, dramaturgo y periodista. Para muchos jóvenes judíos europeos de la generación de Herzl, haber nacido judíos era una maldición. No sólo que eran rechazados socialmente, sino que tenían cerradas las puertas a posiciones gubernamentales, a los bancos nacionales, a los altos rangos del ejército, en definitiva, a las posiciones de poder.
Herzl había llegado a una conclusión sobre los judíos: "Los judíos tienen la obligación de desligarse de todas aquellas características negativas que por ellas no son "aguantados" en la sociedad y con razón. Hay una única solución real: la asimilación masiva, absoluta. Esto se conseguirá solo por la conversión y los casamientos mixtos".
En su imaginación de escritor, Herzl se había figurado a los judíos en una marcha triunfal en camino a la conversión. Pero más tarde pensó que toda esta idea era absurda. Teniendo 31 años, Herzl fue enviado como corresponsal del diario vienés Neue Freie Presse a Paris. Su nuevo cargo le dio la posibilidad de observar la vida parlamentaria en Francia, y tuvo "la oportunidad de llegar a conocer lo que el mundo llama política".
Las experiencias antisemitas directas que Herzl vivió en Viena, como en París y otras ciudades de Europa, tuvieron un gran impacto sobre su propia identidad judía y su pensamiento acerca del ser judío.
El siglo XIX concluía en una contradicción: por un lado parecía que los más
avanzados y educados países de Europa realizaban serios intentos para emancipar a los judíos de siglos de discriminación, otorgándoles igualdad de derechos; por el otro, el odio a los judíos no sólo que no había desaparecido sino que había revestido formas nuevas y aún más peligrosas.
Herzl vivió esa contradicción. Disfrutó de su éxito profesional y de ser un verdadero europeo, pero comenzó a sentirse realmente incómodo ante el hecho de que ser judío no era realmente aceptado por la gente entre la cual vivía.
Recibió un "empujón final" con el famoso incidente que tuvo lugar en enero de 1895 en el que fue testigo de la degradación pública del capitán francés Alfred Dreyfus, un judío que había sido acusado, juzgado y declarado culpable de 5 espionaje a favor de los alemanes. No fue un error judicial el que llevó a Dreyfus a la isla del Diablo, sino un complot antisemita dirigido que buscó un
chivo expiatorio.
Por todo esto Herzl llegó a nuevas conclusiones:
*El antisemitismo es inevitable.
*Los judíos deben ser responsables por su propio destino.
*La solución al problema es la inmigración.
*Hay que encontrar algún territorio que sea adecuado.
*La inmigración será una operación dirigida científicamente y organizada públicamente.
*Todos estos actos contarán con el acuerdo de las naciones.
Herzl decidió entonces comenzar a activar por los judíos. Un año después, el 11 de Febrero de 1896, publicó en Viena un libro llamado "El Estado Judío". Esta obra fue traducida a todos los idiomas hablados por los judíos.
Sostenía una premisa básica muy simple: la emancipación europea de los judíos no podía triunfar. Los judíos debían encontrar por sí mismos una solución a su problema para ser aceptados como iguales por el mundo; era necesario crear un Estado propio. La sensación causada por este libro indujo a Hertzl a asumir la jefatura de lo que conocemos hoy por Movimiento Sionista. Junto a algunas figuras destacadas comenzó a traducir sus ideas en política y la política en acción. Se establecieron comisiones, se discutieron los lineamientos políticos y se tomaron decisiones. Una política judía apropiada al mundo moderno había comenzado a desarrollarse.

• 1897 - organizó el Primer Congreso Sionista, donde se fundó la Organización Sionista y se aprobó el Programa de Basilea, de acuerdo a la fórmula sugerida por el mismo Hertzl; "el Sionismo aspira a crear para el pueblo judío un hogar nacional en Palestina, reconocido por el derecho público".
• 1898- Herzl se entrevistó con el Kaiser Guillermo II para que ejerciera influencia sobre el Sultán de Turquía a favor de la colonización judía en Palestina.
• 1899- Se realizó el Tercer Congreso Sionista. Herzl creó el "Banco Colonial Judío", primer instrumento financiero del Movimiento Sionista.
• 1901- En Febrero y Julio es invitado a Constantinopla. El Sultán le ofreció facilidades para el establecimiento de judíos en Mesopotamia, Siria y Anatolia. Esto fue rechazado por Herzl. En Mayo Herzl fue recibido por el Sultán Abdul Hamid. En Diciembre se realizó el Quinto Congreso Sionista, donde se creó el Fondo Nacional Judío (Keren Kayémet LeIsrael).
• 1902- Publicó su novela Altneuland (Vieja y nueva patria), en la cual describe lo que será Palestina veinte años más tarde.
• 1903- Mientras Herzl se encontraba de visita en Rusia se oficializó el ofrecimiento de Mr. Joseph Chamberlain para el establecimiento de judíos en Uganda. Herzl sometió el proyecto Uganda ante el Sexto Congreso Sionista que tuvo lugar en Basilea ese mismo año.
• 1904- Intentó utilizar las relaciones entabladas con Rusia y la oferta británica de Uganda, con el objetivo de ejercer presión sobre el Sultán e inducirlo a acordar un chárter sobre una parte de Palestina. En Abril de ese año tuvo lugar una conferencia en Viena, la última en la que Herzl participó. En su discurso en esa conferencia dijo: "Me he presentado como un partidario del Estado judío en cualquier lugar, pero en el curso del tiempo he aprendido a reconocer que la solución de nuestro problema ha de ser hallada únicamente en Palestina".
• Herzl murió el 3 de Julio de 1904, a los 44 años, a causa de una neumonía grave. En su testamento pidió, un entierro como se acostumbra en las clases más pobres, sin discursos y sin flores. Pidió que se le enterrara junto a su padre y que sus restos quedaran allí, hasta que el pueblo judío decidiera transportarlo a Palestina. Miles y miles de personas, tanto de Viena como de las provincias y del extranjero, fueron a acompañar a Herzl en su último camino.

A través de su actitud política elevó el problema judío y la solución planteada por el sionismo
político a la agenda del pueblo judío y de las más grandes potencias del mundo. Esa fue su verdadera grandeza.

Las principales ideas de Teodoro Herzl se encuentran en sus obras "El Estado Judío" y "Altneuland", libros sumamente diferentes entre sí. El "Estado Judío" está redactado como la combinación de un manifiesto político y un tratado jurídico. Resume los problemas de la existencia judía en la sociedad moderna y expone, la estructura de las organizaciones necesarias
para crear una sociedad judía en una nueva tierra.
"Altneuland", escrito en el 1902, es la descripción de una Palestina judía tal como Herzl la proyectaba para el año 1923.
No obstante, hay un común denominador a ambos libros. En los dos volúmenes Herzl no solamente describe una sociedad que sería refugio para los judíos, sino que también la plantea como modelo de justicia social, basada en la literatura socialista utópica del siglo XIX.
Haciendo un análisis de la teoría contenida en su obra "El Estado judío", encontramos que fueron tres sus principales argumentos: 1) su teoría del antisemitismo; 2) su concepto del judaísmo como nación; y 3) su definición del sionismo como movimiento político.
1) SU TEORÍA DEL ANTISEMITISMO
En cuanto al antisemitismo, las persecuciones a los judíos eran sociales y económicas. Los comerciantes judíos eran boicoteados, los trabajadores judíos morían de hambre, los profesionales judíos eran proscritos. Como obreros, los judíos fueron odiados por sus colegas cristianos por hacer descender el nivel de los sueldos. Como comerciantes, tachados de aprovechadores. Fueron criticados por enriquecerse, y criticados por gastar dinero. No podían ni
producir ni consumir. Fueron expulsados de cargos públicos. Las cortes de justicia estaban predispuestas contra ellos. Fueron humillados en todos los ámbitos de la vida civil. Y fue quedado claro que, en tales circunstancias, o se convertirían en enemigos mortales de una sociedad que los trató tan injustamente, o que deberían buscar un refugio.
Según Hertzl, estos procesos se intensificarían, y él no veía garantías o mecanismos que en el futuro pudieran restringir o revertir esas tendencias. La dolorosa conclusión fue que los judíos tenían solo un camino abierto ante ellos: irse. Esta solución sería la forma en que los judíos harían las paces con los no judíos. Consideraba que el Estado de los judíos era una necesidad y que
por lo tanto se llevaría a cabo.
2) JUDAISMO COMO NACIÓN
Hertzl abarca el fenómeno de la nacionalidad en sus tres aspectos: el social, el cultural y el político. " ...Considero que la cuestión judía no es una cuestión social ni religiosa, por mucho que aparezca bajo esos aspectos. Es una cuestión nacional. Para resolverla debemos transformarla en problema político mundial, que debe arreglarse en los consejos de los pueblos civilizados."
Herzl consideraba que el asentamiento masivo de Palestina debía realizarse estableciendo viviendas públicas para trabajadores, y por medio de una amplia red de instituciones de bienestar social tendientes a estructurar la Nueva Sociedad, según las líneas del estado benefactor. Pronosticó la jornada laboral de siete horas diarias, como asimismo el ofrecimiento de trabajos públicos en lugar de ayuda social. Tan central fue para Hertzl la idea de la jornada de siete horas que también presentó la idea en la bandera que propuso para el Estado Judío. "Sugeriría una bandera blanca, con siete estrellas doradas. El campo blanco simboliza la pureza de nuestra nueva vida; las estrellas son las siete doradas horas de nuestra jornada laboral. Porque debemos entrar en la Tierra Prometida llevando la condecoración del trabajo".
En cuanto al lugar donde crear el Estado judío, no había aún una respuesta. "Lo más importante es planificar y realizar la salida organizada de los judíos de Europa. Los débiles lazos religiosos existentes entre el pueblo y Sión, hacen que la propuesta de Eretz Israel sea otra más. También puede ser Argentina." Acerca de la lengua que se hablaría en dicho Estado, también es una cuestión que queda abierta: "No podemos hablar entre nosotros hebreo. Cada uno que mantenga su lengua. Hay países en donde existe el pluralismo de idiomas (Suiza). La lengua más hablada será la lengua principal, tal vez el alemán, por su afinidad al Idish."
Respecto a la cultura, Hertzl quería un pluralismo de religiones, lenguas, tradiciones, normas. La ciudadanía sería otorgada sin distinción de religión, sexo o raza.
3)SIONISMO COMO MOVIMIENTO POLÍTICO
Herzl fue el primero que logró abrir un camino para el sionismo dentro del judaísmo y de la opinión pública mundial. Tanto amigos como adversarios debieron admitir que desde la aparición de Herzl, el sionismo comenzó a moverse en otra esfera: pasó de ser el interés de algunos intelectuales judíos a convertirse en un tema central de la política mundial.
Con esta apertura, Herzl forjó el arma más eficaz en la lucha de un pueblo débil, (inicialmente carente de adeptos y de poder político) para apoyar su reclamo frente a las poderosas fuerzas de la política y de la historia: la opinión pública.
La Declaración Balfour de 1917, la Resolución de las Naciones Unidas en 1947, que llamó al establecimiento de un Estado Judío (en parte de la Palestina del Mandato Británico) y otros hitos en ese camino, fueron alcanzados no a través del poderío económico o político judío, sino por la habilidad del Movimiento Sionista en reclutar los recursos intelectuales y espirituales de un pueblo altamente erudito, adepto a la polémica y orientado hacia el debate público.
Herzl fue el primero en estimar este potencial y en convertirlo en una fuerza política.
"ALTNEULAND" Y SUS IDEAS.
En "Altneuland" aparece el elemento social de forma fuerte. Herzl plantea que la estructura social del país estaría basada en una economía cooperativa, pero el individuo no debía ser privado de la posibilidad de dar expresión a su iniciativa personal.
Herzl traspasa los límites de su propio horizonte burgués- liberal en muchas de las innovaciones con que dota a su sociedad utópica.
-Así, por ejemplo, en una época en que ningún país europeo había garantizadola igualdad a la mujer, Herzl postula que la estructura política de la Nueva Sociedad debe basarse en el voto universal y la completa participación de la mujer en la política comunitaria.
-Entre otras de las ideas acerca de la Nueva Sociedad, se encuentra la insistencia de Herzl en que la educación fuera gratuita, desde el jardín de infantes hasta la universidad.
-Además tanto hombres como mujeres estarían obligados a prestar dos años al servicio de la comunidad.
-Existirían instituciones de bienestar que asegurarían a la población contra los padecimientos y nadie se encontraría amenazado por la pobreza y la enfermedad.
Es evidente que el paradigma de Herzl no es el socialismo político y revolucionario de la clase obrera combatiente, sino del tipo utópico, humanista y reformista, que será llamado posteriormente "constructivista" en el contexto sionista socialista. Es significativo que el fundador del sionismo político moderno, que era un político liberal o un conservador moderado, describa a la futura nación judía basada sobre líneas socialistas y cooperativas. Él vio al Nuevo Israel como la concretización de la visión social del socialismo utópico europeo del siglo XIX.
- En este libro Herzl también trata las futuras relaciones entre judíos y árabes en la Nueva Sociedad. Sabe muy bien que el país ya está poblado, aunque escasamente, por árabes. Y su solución está motivada por una ética universalista y humanista. Todos los habitantes árabes que deseen unirse a la Nueva Sociedad como miembros igualitarios serán libres de hacerlo.
Herzl desestimó el potencial del movimiento nacional que pudiera surgir en el seno de la población árabe. Para Herzl los problemas se limitaban a garantizar los derechos humanos y civiles de los árabes como individuos.
- La planificación urbana es central en el desarrollo de la nueva sociedad. Las nuevas ciudades de Palestina deberán estar cuidadosamente planeadas, y deesta manera no se convertirán caóticamente en agrupamientos hacinados de edificios. En todas las ciudades existirá un sistema electrificado de transporte masivo, principalmente ferrocarriles elevados. Trenes y carreteras comunicarán a las ciudades entre sí, y usinas hidroeléctricas que aprovecharán
la diferencia de altura entre el Mediterráneo y Mar Muerto, a través de canales que asegurarán el suministro barato de electricidad.
En definitiva, el "Altneuland" cuenta con todos los elementos de una sociedad utópica en la cual el socialismo mutualista se enlaza con el progreso tecnológico y el planeamiento centralizado.
En cuanto a la contribución de Herzl al desarrollo del pensamiento sionista se destacan dos puntos: primero, que fue increíblemente exitoso en exponer a la atención de la opinión pública mundial y a la conciencia general de su época, ideas que habían estado germinando hacía mucho tiempo. Segundo, tratándose de un pensador lejano al socialismo, pronosticó elementos socialistas utópicos de la reconstrucción sionista y predijo con exactitud cómo el esfuerzo sionista
se haría realidad en la organización concreta de la nueva comunidad judía en Palestina.

Sionismo Político: El sionismo político, el movimiento de liberación nacional del pueblo judío surgió en el siglo XIX dentro del contexto del nacionalismo liberal que entonces arrastraba a Europa. El sionismo sintetizó los dos objetivos del nacionalismo liberal, liberación y unidad, aspirando liberar a los judíos del dominio extraño, hostil y opresor, y restablecer la unidad judía por medio de la reunión de los exilios de los cuatro confines del mundo en la patria judía. El surgimiento del sionismo como movimiento político fue también respuesta al fracaso de la Haskalá, el iluminismo judío, en solucionar el "problema judío". De acuerdo con la doctrina sionista la razón de este fracaso fue que la emancipación e igualdad personal era imposible sin una emancipación y una igualdad nacional, dada que los problemas nacionales requieren soluciones nacionales. La solución nacional sionista fue el establecimiento de un estado nacional judío con una mayoría judía en su patria histórica, haciendo realidad así el derecho del pueblo judío a la autodeterminación. El sionismo no considera que la "normalización" de la condición judía sea opuesta a los objetivos y valores universales. Abogó por el derecho de todo pueblo en la tierra a tener su propio hogar y sostuvo que sólo un pueblo soberano podría ser miembro igualitario en la familia de las naciones.
Ahad HaAm: 1856-1927 Originalmente de Ucrania, llamado Asher Ginsberg. Como niño fue educado dentro de un marco familiar religioso jasidico. Poco después su formación escolar fue secular, donde perdió mucho contacto con la religión, pero desarrollo opiniones que serian muy influyentes después. Principalmente, encontró un balance entre el modernismo europeo y la cultura del pueblo judío. Se convirtió en la cabeza del movimiento sionista espiritual, el cual creía en un estado judío como centro cultural/religioso para todos los judíos de la diáspora, dentro de un estado moderno al estilo europeo. Entre los personajes que principalmente adoptaron su visión estaban Bialik y Weizman. Paso varios años de su vida en Londres, donde ayudo a asegurar lo que sería la Declaración Balfour. Llego a Tel Aviv en 1922. Fue uno de los pensadores principales del Sionismo. Por el tipo de corriente que el encabezo se mantuvo mucho de lo cultural judío que ahora tiene el país como su filosofía, y no solamente un país de judíos, sino que pueda reforzar la vida judía en el mundo.

Sionismo Actualidad – Post Sionismo
En los últimos años se está desarrollando en el seno de la comunidad intelectual israelí un debate histórico-ético muy importante. Se ocupa de varias cuestiones básicas referentes al sionismo, y en él participan historiadores, sociólogos, escritores y periodistas. Este debate ha sido fundamentalmente una iniciativa de los así, llamados `nuevos historiadores", o "grupo poitsionista", que se compone de intelectuales con una orientación radical de izquierda y mantiene que han llegado a su fin los días del sionismo como ideología que llevó a la creación del Estado de Israel, y ha comenzado la era postsionista. No es casualidad que haya aquí un uso paralelo de los conceptos de modernismo y posmodernismo.
De la misma forma que el posmodernismo no se caracteriza por la construcción ordenada de un nuevo sistema estético e intelectual, sino sólo por la utilización eficaz e innovadora de las ruinas del antiguo, así también existe esta relación entre sionismo y postsionismo. Esta última no es una ideología nueva con nombre ni carácter propio que venga a ocupar el lugar de la antigua ideología, sino algo cuya razón de ser está en conseguir minar los cimientos de la antigua ideología, tan fuerte, estable y bien construida que incluso sus ruinas bastan para constituir una residencia cómoda e interesante. De aquí que en la construcción de esta nueva visión del mundo sean de máxima importancia los cimientos del edificio a destruir, y en especial la forma de derribar muchos sentimientos nacionales que ocuparon el centro de la conciencia nacional durante largos años. Durante los últimos años, este derribo ha estado centrado en tres planos principales: el del conflicto árabe-israelí, el de la actitud frente al holocausto y frente a los supervivientes del mismo, y el del trato hacia los judíos orientales.
Debido a que a lo largo de todos estos años se han abierto numerosos archivos en las instituciones nacionales, estos esforzados historiadores han conseguido descubrir nuevas evidencias, especialmente en relación con la guerra de independencia de 1948, tras la que se estableció de hecho el Estado de Israel. Las nuevas pruebas desvelaron dos cosas fundamentales: a) que, en contra de lo que se cree, no fue una guerra de unos pocos contra muchos; es decir, el pequeño Israel contra siete países árabes fuertes y poderosos. En realidad, en el campo de batalla, Israel casi consiguió igualar en número de fuerzas combatientes a los países árabes y en especial a las de los palestinos, y esto gracias al aprovechamiento eficaz de todos los recursos humanos que estaban a su alcance, mientras que del lado árabe hubo un gran desaliento y un gran número de deserciones, de forma que casi no aprovechó el potencial que tenía en su poder; b) el segundo problema está relacionado con la cuestión de los refugiados árabes, que hasta el día de hoy envenena el conflicto árabe-israelí. Así, parece que, en contra de la versión oficial israelí según la cual los refugiados palestinos, en su gran mayoría, abandonaron sus pueblos por su propia, voluntad, hubo no pocos casos en los que el Ejército israelí tomó la iniciativa de la expulsión controlada de sus habitantes.
Otro tema que ocupó a los nuevos historiadores y a los periodistas iconoclastas fue la actitud, durante la II Guerra Mundial, del asentamiento judío en Palestina con relación al holocausto que estaba ocurriendo en Europa. Parece, a la luz de la lectura de los testimonios y de los nuevos documentos, que el asentamiento judío en la tierra de Israel (que estaba bajo mandato británico) no era lo suficiente mente consciente del terrible holocausto que ocurría en Europa, y tal vez se desperdiciaran por indiferencia algunas iniciativas de salvamento posibles.
El otro tema que ocupó a los nuevos historiadores fue el trato altanero, paternalista y a veces incluso discriminatorio del establishment sionista hacia los judíos que vinieron de los países árabes.
No es mi deseo entrar ahora en más detalles sobre los diversos debates que se desarrollan con pasión y de los que se deduce con claridad que, desde su raíz, no buscan sólo desvelar la verdad exacta, sino algo más profundo. Por tanto, más allá de la tendencia ya conocida y del aprovechamiento que siempre se obtiene de las investigaciones históricas (como es el examinar de vez en cuando definiciones ya aceptadas, e intentar despertar el interés por medio de provocaciones controladas, que principalmente pretenden romper con la autoridad de los "clásicos" verdaderos o ficticios -como por ejemplo, el último debate en Estados Unidos sobre la legitimidad moral de disparar la bomba atómica sobre Japón-), el grupo postsionista quiere, básicamente, hacer dos cosas relacionadas entre sí.
Quiere crear un marco ideológico cómodo para el cambio del carácter sionista del Estado de Israel, principalmente en relación al cambio del principio de "Estado de Israel como Estado judío y como Estado del pueblo judío" al principio de "Estado de Israel como estado de la racionalidad israelí, que engloba a todos sus habitantes judíos y árabes". El cambio del primer principio por el segundo no significa sólo una profundización y ampliación, de la igualdad de los derechos políticos y sociales de la minoría árabe en Israel (que se eleva al 18% de la población total), cosa que ya de por sí es bienvenida, sino también la abolición paulatina de la ley de retorno que otorga el derecho a todo judío, de dondequiera que sea, a convertirse automáticamente en ciudadano del Estado de Israel con su emigración a dicho país. Todo esto en nombre de un liberalismo extremista que exige que el Estado de Israel se convierta en un Estado laico democrático convencional,
Así pues, no sólo se ha hecho un esfuerzo controlado para introducir la idea de que con la paz se acaba la tarea del sionismo clásico -la reunión de las diásporas- y de que ahora hay que transformar al Estado de Israel en un Estado occidental normal, sino también para intentar, por medio de un examen renovado de la historia del sionismo, mancillar el sionismo precisamente porque en el plano de la supervivencia no sólo ha conseguido alcanzar su meta, tanto con el establecimiento del Estado judío y la reunión de una parte importante de los judíos de la diáspora en su seno como en sus impresionantes éxitos económicos y sociales, y últimamente en la conquista de una legitimidad cada vez mayor ante los países árabes y del Tercer Mundo.
Por supuesto, no todas las actuaciones de los dirigentes sionistas en el Estado y fuera de él son dignas de alabanza; ha habido también no pocas negligencias y errores. Por ejemplo, uno de los mayores errores que complican el proceso de paz es la creación de los asentamientos, inútiles en los territorios que se conquistaron tras la guerra de los Seis Días. Pero también se han cometido terribles y graves errores, incluso de mayor envergadura, en muchos países a lo largo de la historia de este siglo, y, sin embargo, no hay ninguna duda sobre su esencia francesa o italiana o británica. En este nuevo antisionismo arden aún las últimas brasas humeantes de los socialistas judíos contrarios al sionismo que dudaban ya desde principios de siglo si era correcta la solución nacional normal de los judíos tal y como fue creada por medio del sionismo. No es de extrañar que sean también partidarios de esta crítica, aunque desde un punto de vista totalmente distinto, grupos religiosos extremistas, que quizás no busquen el "postsionismo sino el "presionisino".
Por tanto, hemos de recordar que sólo una pequeña minoría del pueblo judío apoyó la revolución sionista a principios de este siglo, mientras que la gran mayoría se opuso a esta revolución. Y si no fuera por la intuición y el vanguardismo de esta pequeñísima y pionera minoría, probablemente tras el terrible holocausto el pueblo judío se hubiese encontrado sin posibilidad de consolarse en algo de la gran tragedia que había caído sobre él y de reconstruir su independencia en su antigua patria. De la misma forma que esta pequeña minoría supo forjarse su propio camino en la historia judía, a pesar de la ceguera de la mayoría del pueblo con respecto a la posibilidad, de solución de. sus problemas, así ahora, los que se convirtieron en una mayoría segura en él seno del pueblo han sabido rechazar el postulado básico de los postsionistas, pues tanto ellos como sus padres llegaron gracias a la ley de retorno y ahora exigen, sin ningún tipo de justificación moral, que se cierren las puertas por las entraron a otras personas que piden entrar tras ellos. Pero a pesar de estar seguro del mérito del sionismo (siempre desde el respetó total al derecho a la autodeterminación del pueblo palestino en un Estado propio), no debemos dejar que el rechazo ideológico y ético del postsionismo se convierta en una sordera hacia el examen renovado y minucioso del pasado, con el fin de que no se vuelvan a cometer errores y faltas.

AMUTAT AIALIM
Amutat Aialim se creo en el año 2002 con el apoyo de un grupo de jóvenes luego de su servicio militar, con el objetivo de reforzar la población e integración social en el Neguev y la Galilea.
El propósito de la asociación es mostrar un ejemplo israelí de asentamiento, apoyado por jóvenes creando una forma renovada de la idea del sionismo, tratando de adaptarla al siglo 21.
La aplicación de la idea se lleva a cabo atrás de la creación de un campo de estudiantes y empresarios que se acentúan para buscar nuevas integraciones sociales que serán permanentes.
Hasta ahora se crearon 11 campos de estudiantes en toda la zona del NEguev y la Galilea en los caules habitan 500 estudiantes voluntarios con más de 20.000 chicos en áreas de crecimiento. En los últimos años se generó una moda en la sociedad israelí de grupos de jóvenes activos residentes en las periferias y toman la responsabilidad de la comunidad de los alrededores al tiempo que refuerza cada vez más el liderazgo de jóvenes local.
Amutat Aialim como parte de este nuevo fenómeno representa un ejemplo de nuevo asentamiento que su objetivo es el desarrollo del Neguev y la Galilea.
Toman a los estudiantes en una etapa decisiva de sus vidas donde ellos necesitan tomar las grandes decisiones de su vida, crear una familia, estudios y lugar de vivienda y sustento.
En la etapa de estudios se acostumbran los estudiantes a la vida comunitaria amplia.
La asociación Aialim ejecuta un garin que tiene unos 60 shinshinim (chicos que hacen un año de trabajo comunitario previo al ejército), divididos en 7 comunas en campos de estudiantes en kiriat Shmoná, Aki, Ierujam y BeerSheva. En cada comuna viven unos 8 shinshinim.
Shnat sheirut en Aialim combina un trabajo hebreo con el espíritu de la visión de la práctica educativa de Ben Gurión. La peilut, actividad, de los shinshinim está dividida en tres partes fundamentales, actividad social y comunitaria, la tarea de construir un asentamiento rural y proyectos personales con iniciativa de las comunas y os campos de estudiantes.

Shvil Hasalat
Shvil HaSalat es una finca impresionante en medio del desierto. Esto realmente es un ejemplo perfecto de cómo Israel ha hecho florecer el desierto. Toda el agua utilizada en Shvil HaSalat es agua recuperada de Jaffa que se canaliza hacia el desierto y se purifica. Primero fuimos a una casa enorme verde que tenían filas y filas y filas de colgar plantas de fresa. Nuestro guía nos explicó cómo criarlos y luego vamos a recoger fresas de la vid y se las comen. Ellos eran deliciosos! Fue muy interesante.
Contrariamente a lo que muchos suponen, el desierto de Negev, en Israel se vio con la agricultura innovadora. Sí, leyó usted bien. El desierto arenoso y seco es el hogar de muchas granjas prósperas. El grupo de Birthright yo era la dotación de personal en enero tuve la suerte de tener la oportunidad de granja recorrido agrónomo de Uri Alon, la ruta de ensalada. El grupo recibió un manos-en la gira de los invernaderos forrados con tomates frescos, pepinos y pimientos picantes que eran libres para la cosecha. También se muestra la forma orgánica de las fresas de cultivo y se comió las naranjas frescas y cumquats. Aparte de disfrutar de todos los alimentos frescos, nuestro grupo se enteró acerca de las palomas portadoras de Alon vuelo. Las palomas, conocidas como las palomas mensajeras, fueron utilizados por la Fuerza de Defensa de Israel en el inicio del país (y antes) como aves mensajeras. La granja fue una experiencia muy interesante y nuestro grupo era más que el placer de ser alimentado deliciosas frutas y verduras tantos.

Beit Hashanti
Visión: Regresar jóvenes sin hogar y/o que se escapan de sus casas a una manera óptima de la vida mediante la creación de un entorno de apoyo y orientación adecuada a sus necesidades.
Shanti House, que abrió sus puertas a los jóvenes en 1984, sirve como un hogar temporal, así como un marco a largo plazo para su hogar y la calle los jóvenes de 14-21, sin importar su religión, raza, sexo o género. En Shanti House se toma en los jóvenes que están en peligro inmediato o están a punto de convertirse en víctimas de violencia física, abuso sexual, la delincuencia, la prostitución y similares. También tenemos programas de prevención para jóvenes en riesgo en todo el país.
Durante sus años de actividades de Casa Shanti ha recorrido un largo camino, y ha desarrollado sus propios métodos para el tratamiento de jóvenes en riesgo.
La Asociación de la Casa Shanti tiene dos casas: la Casa Shanti Neve Tzedek en Tel Aviv (enlace) y el desierto de Shanti House Youth Village (enlace), ubicado en la carretera entre Beer Sheva y Mitzpe Ramon, a unos 5 kilómetros de Sde Boker.
El equipo de Shanti House ha desarrollado un modelo, una que puede ser asimilado en cualquier país en busca de una solución para los jóvenes en riesgo. Nuestra visión es que nuestro método de tratamiento para convertirse en un modelo global, y para la Asociación Casa Shanti para convertirse en una asociación que aglutina a todo el mundo, fomentando la cooperación para la creación de un mundo más justo y sano.



Sionismo Socialista
El sionismo socialista es el nombre que recibe el ala izquierda tradicional del sionismo y se orientó históricamente hacia el movimiento obrero judío. Por el contrario, los sionistas socialistas creyeron que solo se podría crear un Estado judío como parte de la lucha de clases, con los esfuerzos de la clase obrera judía asentada en Palestina y que construiría un Estado a través de la creación del kibutz en el campo y de un proletariado judío en las ciudades.
Los pensadores principales de esta corriente fueron Moisés Hess (en su obra Roma y Jerusalén), Dov Ber Borojov (Bases del Sionismo Proletario), Nahum Sirkin, David Aron Godon y Berl Katzenelson. Fue la corriente dominante del movimiento sionista desde su surgimiento hasta la década de 1970.

El sionismo socialista busca la redención nacional y social del judaísmo por medio de la fusión del sionismo con el socialismo. Su fundador fue Nachman Syrkin, quién promulgó su visión poco después del tercer congreso sionista (1899). Su filosofía estaba basada en el supuesto de que el problema de la diáspora judía perduraría incluso después de la revolución socialista y que la solución a la condición anómala de la existencia del pueblo judío era la inmigración y concentración del pueblo en una base territorial. Dov Ber Bórojov, el más prominente defensor del Sionismo Socialista, argumentaba que el desarrollo del capitalismo conduciría inevitablemente a la inmigración de los judíos a Palestina y sólo ahí la estructura económica del pueblo judío podría constituir una base para la lucha de clases del proletariado judío. El sionismo, decía Bórojov, es una necesidad histórica y económica para el pueblo judío y el rol de llevar a cabo un proceso de liberación nacional está reservado para el proletariado judío.
Esta corriente puso como fundamento la igualdad social en la nueva sociedad que estaba creado en la tierra de Israel. El fundador de esta corriente fue Najman Sirkin que creía que el sionismo era una necesidad histórica - económica para el pueblo judío y para el trabajador judío que se le ha otorgado la responsabilidad histórica de liberar a su pueblo. De esta idea sionista - socialista se crearon varios movimientos juveniles, movimientos de asentamientos y partidos políticos en el estado.

El sionismo siocialista luchó por lograr la redención nacional y social judia por médio de la fusión de sionismo con socialismo. Su fundador fue Najman Syrkin, quien planteó su posición poco antes del Tercer congresso Sionismta (1899).
Su filosofia se basaba en la premissa de que el problema de la judaidad de la diáspora permaneceria sin solución, incluso después de la revolución socialista y que la solución a la anomalia de la existência judia era la emigración de los judíos y su concentración, en una base territorial. Dr. Ber Borojov, prominente defensor del Sionismo Socialista, argüía que el desarrollo del capitalismo impulsaría inevitablemente a los judíos a emigrar a Palestina y que solamente allí se podrñia reconstruir la estrutura económica del Pueblo judio como una base para la lucha de clases del proletariado judio. El sionismo, sostenía, es una necesidad histírico-económica para el Pueblo judio, y la función histórica de ser la punta de lanza del processo de liberación nacional judio está reservada para el proletariado judio.
Desacuerdos en torno a las bases conceptuales y filosóficas del sionismo socialista, los métodos a emplear para lograrlo en Palestina y las relaciones con organizaciones y los partidos sionistas socialistas. Algunas de essas entidades se abstuvieron de la terminolodía marxista y de calificarse a sí mismos explicitamente socialistas. Otras, que se consideraban más socialistas y menos sionistas, renunciaron en varias oportunidades a su afiliación a la Organización Sionista.
La idea Sionista Socialista dio origen a diversos movimento juveniles pioneiros, como Hashomer Hatzair y Hejalutz. Los líderes de los partidos sionistas socialistas fueron de las figuras más prominentes de la comunidade en Palestina antes del establecimiento del estado y más tarde del Estado de Israel; David Ben Gurión, Itzjak Ben Zvi y Berl Katznelson son tan sólo três ejemplos. El sionismo socialista es el progenitor de la mayorá de los movimento assentadores de Israel y del Partido Laborista de Israel, uno de los principales partidos políticos del país.
Pensadores Socialistas
Dov Ber Borochov

Nació en Ucrania en el año 1881 y murió en el 1917. Fue miembro activo de Poalei Zion en Estados Unidos. Volvió a Rusia para participar de la Revolución.
Nació el 4 de julio de 1881 en Zolotonosha, Ucrania, que formaba parte del Imperio ruso. Su familia se mudó a Poltava a los pocos meses de nacer. Su padre, Moses Aaron, era maestro de hebreo y fue activo miembro del movimiento protosionista Hovevei Tzion. De joven se afilió al Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia donde militó mientras vivía en Yekatrinoslav (actualmente Dniepropetrovsk). Fue expulsado en mayo de 1901 acusado de desviaciones nacionalistas por su posición frente a la cuestión judía.
Luego de esto, se adhirió al movimiento Poalei Zion, partido al que se afilió en Noviembre de 1905, luego del Sexto Congreso Sionista. En 1906 fue detenido por la policía zarista. Logró escapar de prisión y fue obligado a abandonar Rusia. En 1907 paso a formar parte de la administración del partido Poalei Zion, siendo su secretario.
Vivió en Viena hasta 1914, y viajó por toda Europa promoviendo y organizando las actividades del partido. Contrajo matrimonio con Luba Meltzer, que era su prometida desde Poltava, y se unió con ella en Suiza. En 1914 tuvo que abandonar Viena por el comienzo de la I Guerra Mundial, y se dirigió a Estados Unidos. En Marzo de 1917, motivado por la revolución de febrero retornó a Rusia, donde lideró el movimiento Poalie Zion y organizó las brigadas judías del Ejército Rojo. Enfermó de neumonía y falleció en diciembre de 1917, tras la revolución bolchevique.
A pesar de que Syrkin ha intentado una fusión del Sionismo y el Socialismo, no hubo ningún ensayo de fusionar el sionimsmo con el Materialismo Dialéctico Marxista, antes de Borojov.
Borojov se crió en la ciudad de Poltava, que fuera el favorito lugar de exilio para los rusos revolucinoarios. Esta fue también una de las primeras comunidades en que se estableció una sucursal de “Jibat Zion” (Amantes de Sion) y el padre de Ver fue activista en este grupo.
Luego de completar sus estudios secundarios, Borojov trabajó por un año para el Partido Social Democrático, que era el Partido Marxista subversivo hasta que fue expulsado por el grupo sionista. Después de esto, dedicó sus energías a la actividad nacional judía en los grupos laborales.
En diciembre de 1906, Borojov se convirtió en uno de los fundadores de “Poalei-Zion”, y colaboró en la redacción de su plataforma. Después de 1907 pasó una década en Europa y los Estados Unidos, retornando a Rusia después de la revolución de Kerensky en Marzo del ’17 y falleció en Kiev en Diciembre de 1917, a la edad de 36 años. Su principal obra fue: “La cuestión nacional y la lucha de clases” (1905).
Borojov es conocido por su análisis de “la pirámide invertida del pueblo judío”, en la cual observa el desproporcionado número de judíos profesionales, intelectuales y empresarios de la clase media, opuestamente a la pequeña cantidad de judíos en los trabajos productivos. Para Borojov, el sionismo socialista es capaz de volver la pirámide a su estado natural, donde la mayoría de los judíos se aferrarán a la tierra de Israel a travéz del trabajo físico.
“… mientras el pueblo judío se mantenga lejano de la industria natural y básica, la vida económia judía quedará estancada, la cultura judía quedará a un bajo nivel, y el bienestar político de los judíos seguirá siendo juguete del destino. Esta es la enfermedad crónica de la historia judía. Los que fomentan el arraigo de los judíos a la rarificada estratósfera económica del “galut” (exilio de la tierra de Israel o diáspora), los que encuentran consuelo para el pueblo judío en canciones de exilio y en esperanzas del exilio, sólo ayudan a perpetural la enfermedad crónica”.
Sobre Sionismo y Nacionalismo:
El interés nacional no es de todo el pueblo sino de algunas clases, oprimidas. El sionismo solo es posible si es sionismo proletario. Uganda no es una opción para el pueblo judío.
Sobre el Socialismo:
Creía en el socialismo científico y materialista. Solo el proletariado tiene la fuerza de hacer cambios. La burguesía cosmopolita no permite los cambios.
Pensamiento
Borojov se dedicó a eliminar las contradicciones entre el sionismo y el socialismo. El análisis marxista desarrollado por él de la cuestión nacional, tanto en forma general como especifica del pueblo judío, es un aporte fundamental al pensamiento socialista.
La socialdemocracia rusa rechazaba al sionismo por nacionalista, la concepción internacionalista del movimiento socialista estaba basada en la visión tradicional de Marx: el desarrollo de la conciencia social es contradictorio con el desarrollo de la conciencia nacional.
Borojov en su trabajo "La Cuestión Nacional y la Lucha de Clases" desarrolla su tesis, donde diferencia entre los países centrales y los países periféricos. Según Borojov, la visión tradicional marxista es válida en los países centrales, mientras que en los países periféricos, el desarrollo de la conciencia nacional puede ir acompañada del desarrollo de la conciencia social.
Este análisis es tomado en la década del 50 por los movimientos de liberación nacional tercermundistas, y les permite levantar tanto la bandera de la independencia nacional como la concepción socialista de gobierno. También podemos verlo en las tesis centro-periferia desarrolladas por la CEPAL, si bien cabe destacar que no citaron a Borojov en sus publicaciones.
La discusión sobre la denominada «cuestión judía» tuvo por protagonistas a grandes líderes de la Segunda Internacional, como Lenin, Rosa Luxemburgo, y otros, que publicaron trabajos al respecto. Dov Ber Borojov concibe al pueblo judío como una nación y sus publicaciones reflexionan sobre la cuestión nacional.
“El sionismo proletario es un producto complejo de la prolongada historia del desarrollo ideológico del proletariado judío. Pero si separamos de él todo lo que tiene de casual, de local, y de transitorio, todos los sacudimientos que obstaculizan inevitablemente el desarrollo normal de los procesos sociales trascendentes, hallaremos una línea de consecuencia inalterable, en concordancia directa con la ley de la economía de fuerzas. (…) Como todo otro movimiento social, así también el desarrollo del pensamiento proletario es un producto del conflicto entre la necesidad de las amplias masas y la imposibilidad de satisfacerla. Los factores que determinan el conflicto operan en dos direcciones fundamentales: en la del conflicto nacional directo entre el desarrollo de las fuerzas productivas y el conjunto de las condiciones de producción en las que actúan. Estos conflictos plantean ante el proletariado judío dos problemas fundamentales: el problema social y el problema nacional; y le imponen dos tareas básicas: la eliminación de las antiguas formas de producción que obstaculizan el desarrollo normal de sus fuerzas productivas, y la anulación de la presión nacional, que constituye un obstáculo no menos a su libre desarrollo.”
Nuestra Plataforma, Bases del Sionismo Proletario

Moshe Hess

Nació en Alemania en el año 1812 y murió en el 1875. Conoció y trabajó junto con Karl Marx. Se casó con una prostituta para salvarla de la calle.
Pensador judío alemán, dirigente político y precursor de las teorías socialistas y del sionismo político.
Recibió una educación judía tradicional. Durante sus estudios en la Universidad de Bonn adhirió a ideas radicales, abandonó el hogar paterno y viajó a Gran Bretaña y España. Padeció pobreza hasta que se reconcilió con su padre y regresó a Alemania y a las empresas familiares. Se dedicó a la filosofía en los ratos de ocio y profundizó en las teorías de Hegel y Spinoza. En su libro Roma y Jerusalén (1862) expresó su aspiración a crear un estado judío en Eretz Israel con ayuda de Francia, que demostrara la capacidad de los judíos de crear una cultura moderna.
Moses Hess fue uno de los primeros socialistas de Alemania, amigo de Marx y Engels. Sostenía que la cultura judía es básicamente socialista. Sus discrepancias respecto al Manifiesto comunista de Marx y Engels, cuya concepción materialista negaba por completo el socialismo verdadero del que Hess se consideraba creador, lo llevaron a cortar relaciones con ambos.
Sobre Sionismo y Nacionalismo:
Eretz Israel como Beit Leumi (la tierra de israel como casa nacional) donde el judío puede alcanzar la normalización. Los judíos son un pueblo entre los pueblos del mundo. Los judíos no son parte de una religión, sino de una nación.
Sobre Socialismo:
El socialismo y el nacionalismo son una forma de superar la alienación. Necesidad de asentamientos cooperativos y solidarios (kibutzim y comunas) en Eretz Israel. Socialismo no materialista, sino ético, que proviene de las fuentes religiosas.
“El nacionalismo es la individualidad de un pueblo. Es la individualidad el elemento unificador: así como la actual humanidad se caracteriza por distintos individuos, no puede ser que en la humanidad no hayan pueblos. Como otros sistemas, la humanidad no puede actualizarse sin renovación de sus componentes, en este caso se trata del pueblo como medio de renovación de la humanidad.”
Hess, 1843
Explicación de su obra “Roma y Jerusalem”:
Hess afirma desde el principio sobre la cuestión de la expresión nacional, que no debe ser vista como contradictoria de los valores universales.
El asunto de la identidad propia nacional, es lo contrario a la alienación de la vida industrial moderna. Una persona que está ligada a su cultura, es un pasado compartido por todos, puede ser el ancla que lo ayude a lidiar con la vida moderna.
Hess hace una acotación personal, explicando el camino que lo llevó a descubrir nuevamente su identidad judía:
“Luego de haberme alejado por 20 años, yo estoy de vuelta con mi pueblo. He vuelto a ser uno de ellos nuevamente, a participar en las celebraciones de los días festivos, a compartir las memorias y las esperanzas. Un pensamiento que creí guardado en mi Corazón ha sido renovado y me ha hecho revivir. Así vi mi nacionalidad, inseparablemente conectada con mi equipaje ancestral y las memorias de la Tierra Santa, de la Ciudad Eterna, el lugar donde nació la creencia en la unidad de la vida, como la esperanza de una futura hermandad entre toda la humanidad.”
Hess mantenía en 1840, durante el “Asunto de Damasco”, que él comprendió las necesidades especiales y particulares del pueblo judío. El problema judío, devino para Hess en Problema Nacional, no por problemas de tolerancia nacional o de emancipación, por la lucha por derechos civiles a favor de los judíos como individuos. Sino que fue definido como un problema colectivo, no por su carácter religioso ni por el bien individual de sus miembros:
“En medio de mis actividades socialistas, descubrí que pertenezco a un pueblo desafortunado, disperso y necesitado. Y eso fue cuando me creí suficientemente extraño al judaísmo, así expresé mi patriotismo judío en un llanto que me ahorcó, viendo la desgracia de todo un pueblo que sufre más que el proletariado de Europa.”
Manteniendo a los Judíos como un nación, Hess también exige para ellos un lugar histórico al que corresponden. Como todas las naciones, la historia judía está entrelazada con la historia universal.

Antes que nada, el judaísmo es una nacionalidad, que su historia por cientos de años ha coincidido con el desarrollo de la historia de las humanidades. Los judíos son una nación que habiendo actuado en la historia como ejemplo, nuevamente es su destino resucitar con el resto de las naciones civilizadas.
La solidaridad era para Hess el componente principal de la existencia nacional: si un grupo se siente responsable uno con el otro y comparte ciertas preocupaciones comunes y tiene conciencia común, esto los convierte en pueblos. Hess encontró que esta solidaridad existía entre los judíos.
“Ha habido una unión entre los judíos, de todos los tiempos, incluso de aquellos en los confines de la tierra. Los judíos han mantenido un centro espiritual, donde quiera que fuera. Ninguna otra nación se ha mostrado tan ferviente por mantener un centro espiritual como lo han hecho los judíos. Esta sensación espiritual se ha esparcido rápidamente en todo el organismo nacional, hasta la extrema periferia. La dispersión, en todo el mundo y en los lugares más lejanos no ha evitado que todos sus miembros sigan guardando una esperanza común, que explica la unidad del pueblo.”
El pueblo Judío, debe demostrar que su tradición histórica merece revivir y para ello antes “debe generar una conciencia”, desde el punto de vista de la conciencia de Marx:
“Lo que debemos hacer para regenerar la nación judía, es primero, mantener viva la esperanza del renacimiento político de nuestra gente, y luego despertar la esperanza donde no la hay. Cuando las condiciones políticas en el Oriente, estén listas para ello, para permitir la organización que permita regenerar el Estado Judío, eso será expresado “con la fundación de colonias judías en l tierra de nuestros ancestros.”
La combinación entre intelectuales y las masas, puede ser visto como claro ejemplo de la táctica revolucionaria de Marx:
“Antes que nada, debemos desarrollar un sentido de patriotismo Judío, entre los judíos que tienen educación y debemos trabajar para emancipar a las masas judías de las esperanzas sin base que hay en el espiritualismo – y esto solo es posible formando un Nuevo patriotismo. Debemos ser exitosos en nuestros primeros esfuerzos, entonces podremos enfrentar los obstáculos prácticos que se nos presentarán en el intento práctico por conseguir nuestro objetivo.

Najman Syrkin
Nació en el año 1867 y murió en Nueva York en el año 1924. Se reveló contra su familia, que era muy religiosa. Se separó de la Histadrut HaZionit en 1905.
Sobre Sionismo y Nacionalismo:
Lo importante es tener un territorio para el pueblo judío. El sionismo es la única opción para los judíos, que son especiales entre los pueblos. El sionismo capitalista está destinado a fracasar.
Sobre Socialismo:
No marxista, sino socialista utópico. Solo los pobres pueden crear un Nuevo estado. El proletariado judío no es integrado en el proletariado internacional.
“La falta de derechos políticos y su situación social por un lado, y la forma de los socialistas de organizar el gobierno y el poder por el otro, dejan a los judíos en una situación especial que no les permite ser parte de la lucha de clases internacionales. Así los judíos no tienen elementos para luchar su lucha de clases y su lucha nacional. El sionismo es un fenómeno particular del pueblo judío. El sionismo se basa en la posibilidad práctica de concretar lo que no han logrado otras opciones que quisieron solucionar la cuestión judía. Y esto se debe a que el sionismo surge de los valores del pueblo, que pretende renovar su personalidad.”
“Una sociedad sin diferencias de clasesy soberanía nacional son los únicos medios por lo que se puede solucionar completamente el problema judío. La revolución social y el cese de la lucha de clases van a normalizar asimismo, las relaciones de los judíos con quienes los rodean. Los judíos deben, por lo tanto, adherirse a las filas del proletariado, el único elemento que puede llevar a su fin a la lucha de clases y redistribuir el poder sobre una base de justicia”.
“El sionismo es una obra creativa de los judíos, y por lo tanto no está en contradicciñon con la lucha de clases, sino la apoya… La forma del Estado judío es el único tema discutible envuelto en el sionismo… Las ruedas del estado judío no pueden ponerse en marcha sin las poderosas armas de los trabajadores judíos. El sionismo debe tener en cuenta el socialismo propenso a la clase media y a la inteligencia. El sionismo debe necesariamente fusionarse con el socialismo”.
El problema judío y el estado judío-socialista.
El sionismo socialista se convirtió en la mayor fuerza del renacimiento judío. Desde que Herzl fundó el sionismo político, Hess fue olvidado y era función de los judíos de Rusia, fusionar el socialismo con el sionismo. Najman Syrkin fue uno de los primeros en hacerlo.
El nació y se crió en Mojilev, pero se reveló contra su origen religioso. El combinó su amor por Zion con su actividad revolucionaria-política y como resultado de su encarcelamiento, Sirkyn abandonó Rusia y pasó un tiempo en Londres y Berlín.
Syrkin estudiaba y se movía en los círculos de la inteligencia, muchos de los cuales eran jóvenes rusos, emigrandes como él mismo, y en 1898 Sirkyn se destacó entre ellos publicando “El problema judío y el Estado judío-socialista”.
Sirkyn activó en el Congreso Sionista, por un tiempo como territorialista, más tarde como representante de Poalei Zion. En 1907 se fue a América, donde fue un representante oficial de Poalei Zion y falleció en Nueva York en 1922.
El socialismo de Sirkyn, como el de Hess, era ético y utópico. El se dio cuenta que el renacimiento nacional judío no figuraba entre los intereses de la burguesía judía, a quien Herzl se dirifía, sino que sería llevado adelante por las masas judías.




Artículos interesantes:
http://elpais.com/diario/1995/11/06/opinion/815612406_850215.html
http://www.nytimes.com/2003/09/06/opinion/06iht-edburg_ed3_.html?pagewanted=all
http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Titular/38600/
http://nuevasion.com.ar/articulo.php?id=5601
http://nuevasion.com.ar/articulo.php?id=5592
http://api.ning.com/files/CGc1BLw7gCiCwlC6iuXcnANxh0URTrH9f46yKF70Ad3XUySwASnt8c5XJptjPaUh7*mVefSLh-WEPMnnDqbvcpru4jsVT-vd/pensaroconceitonafilosofiadeMartinBuber.pdf

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo